Publicado el

Radiofrecuencia estética. Algunas contraindicaciones

Radiofrecuencia estética. Algunas contraindicaciones

"Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una importante técnica utilizada en medicina estética para combatir el envejecimiento del cutis y para el tratamiento de inestetismos como la laxitud de los tejidos sin tener que recurrir a una intervención quirúrgica, permitiendo de este modo gran cantidad de lifting no quirúrgicos.
Este tipo de tratamiento permite, a quien lo practica, evitar periodos post-operatorios reduciendo al mínimo el dolor y los efectos colaterales que una intervención de cirugía podría causar.

Las ondas de radio, aprovechan las características de conductividad del tejido tratado, actúan en profundidad en la dermis creando un efecto térmico.

Los aparatos certificados están provistos de sistemas de seguridad que permiten verificar la emisión de la potencia y facilitar la regulación de la emisión de energía mediante dispositivos sensores. El calor producido durante una sesión se desarrolla medianamente entre los 3 y los 9 mm de profundidad y determina un calentamiento hasta los 5565 grados centígrados en modo homogéneo sobre la parte tratada.

Para poder efectuar sin inconvenientes el tratamiento, la piel no debe haber sufrido quemaduras ni debe presentar dermatitis para evitar empeoramientos o irritaciones.
El calor provoca una sensación de ligero fastidio, más o menos sensible, según el área cutánea tratada y según el límite de dolor subjetivo de cada persona.
Durante el ciclo menstrual algunas mujeres, a causa de una sensibilidad más aguda, advierten una mayor sensación de quemazón en la piel que se puede interrumpir suspendiendo la sesión.

"Radiofrecuencia

Utilizando correctamente la radioterapia no deberían existir verdaderas y sustanciales contraindicaciones, sino, la verificación de casos de afecciones cutáneas o ligeras hinchazones que se manifiestan con leves eritemas que desaparecen alrededor de 2 o 3 horas sucesivas a la terapia.
Inmediatamente tras el tratamiento con radiofrecuencia no es indicado exponerse a las fuentes solares (artificiales o naturales)

Podría suceder que la parte tratada pueda enrojecerse ligeramente a causa del incremento de sangre en los vasos sanguíneos de la dermis superficial solicitada.
En estos casos se aconseja tratar la zona en cuestión con un fármaco que pueda actuar sobre la piel con acción analgésica y antiséptica.


Radiofrecuencia estética: cuando evitarla

  • 1. Infecciones cutáneas activas
  • 2. Sujetos con marcapasos
  • 3. Sujetos con placas o implantes metálicos en la zona a tratar
  • 4. Cardiopatías
  • 5. Diabetes
  • 6. Enfermedades autoinmunes
  • 7. Coagulopatías o esclerodermia
  • 8. Mujeres embarazadas o en período de lactancia
  • 9. Pacientes sometidos a intervenciones de lipofilling
Publicado el

Radiofrecuencia estética: contraindicaciones

"Radiofrecuencia

La acción de calentamiento, profunda y uniforme, provoca un inmediato acortamiento de las fibras colágneas (aprox. 1/3 de su longitud) y de elastina, estimulando al mismo tiempo los fibroblastos a sintetizar nuevo colágeno “joven”.

Por este motivo, el dispositivo utilizado para el tratamiento emite una especifica radiofrecuencia monopolar y contemporaneamente protege la piel enfriándolo con un gas criogeno, un gas capaz de enfriar la piel superficialmente, para impedir que se dañe, reduciendo también el fastidio de la alta temperatura.

"Radiofrecuencia

Durante el tratamiento con la radiofrecuencia se puede advertir una sensación de calor profundo en la zona de tratamiento, que suspendiendo la terapia desaparece. Sólo en algunos casos excepcionales pueden notarse hinchazón de la parte tratada que se manifiesta con leves eritemas (enrojecimientos) que desaparecen en las 2-3 horas posteriores a la terapia.

"Radiofrecuencia

Será oportuno no instaurar terapias en zonas de la piel afectadas por dermatitis o quemaduras de sol, para no crear ulteriores inflamaciones en cuanto la terapia es efectuada sólo sobre piel integra. Tras el tratamiento con radiofrecuencia no es indicado exponerse a fuentes solares (artificiales o naturales). Las contraindicaciones en radiofrecuencia son para personas que llevan marcapasos o grandes prótesis metálicas, y también durante el embarazo.

Además se aconseja no utilizar el aparato sin antes haber consultado al médico, si se llegaran a presentar problemas de salud localizados o generales.

Publicado el

Radiofrecuencia estética: resultados

"Radiofrecuencia

La piel es el órgano más expuesto a la acción de los agentes externos. Los inestetismos debidos al envejecimiento y a factores tales como la exposición al sol pueden crear imperfecciones que gracias a la radiofrecuencia pueden atenuarse.

Gracias a la estimulación con ondas de radio se acelera la producción de colágeno y de elastina: esto comporta una mejora del estado general de la piel, activando un proceso de remodelación de la misma.

Dicha estimulación lleva a una reducción de las arrugas y a una mejora de la calidad de la piel con efectos positivos que se pueden comprobar tan sólo tras pocas sesiones.


"Radiofrecuencia:

También en el tratamiento de la celulitis, con la consecuente reabsorción y drenaje de líquidos en exceso, se obtienen en breve reducciones de las dimensiones de muslos y cintura.

En el caso de cicatrices, aún si son antiguas, donde se produce una acumulación de material colágeno, la radiofrecuencia puede intervenir: las proteínas dañadas son removidas y son sustituidas por proteinas sanas.

Los beneficios del tratamiento con la radiofrecuencia son progresivos y apreciables sobretodo tras un cierto periodo, cuando obviamente la producción de los fibroblastos activados en el transcurso de la sesión se hace visible.

Si se desean mantener invariables los resultados, el tratamiento debe ser repetido periódicamente. Al natural envejecimiento cutáneo están asociados lógicamente los resultados que se pueden obtener, variables de caso en caso. Es posible, de hecho, que algunas personas más jóvenes mantengan perfectamente los resultados adquiridos y otras más ancianas deban repetir con más frecuencia el tratamiento.

 

Publicado el

Radiofrecuencia estética: tratamiento, duración, generalidades y aplicación.

"Tratamientos

Hasta hace algunos años atrás, la Radiofrecuencia era una terapia practicable, exclusivamente, en específicas estructuras como son los centros estéticos. El estudio y desarrollo de nuevas tecnologías han permitido crear aparatos certificados según normativa para la utilización, también, en ambiente doméstico.

Los aparatos están provistos de un cabezal con emisión bipolar para aplicar sobre la piel que deberá encontrarse cuidadosamente desprovista de cualquier detergente u otro producto cosmético.

Las sesiones no son invasivas ni dolorosas, duran de media de 30 a 60 minutos, durante los cuales se observa una sensación de calor intenso allí donde los tejidos son ricos en edemas y celulitis.

"Radiofrecuencia

La Radiofrecuencia garantiza resultados eficaces y duraderos sobre todo tipo de piel sin efectos colaterales, como en la cirugía estética, y permite realizar un ciclo de 10-15 sesiones con una frecuencia de 2/3 veces a la semana.

La aplicación consiste en extender sobre la parte a tratar un gel de inducción conductiva para facilitar el deslizamiento del cabezal. Durante el tratamiento se podrá advertir una sensación de calor más o menos intensa según la sensibilidad de la persona.

Tras tan sólo 10 sesiones la piel resulta, ya sea visiblemente que al tacto, más compacta; no se requieren tratamientos particulares tras la sesiones, sino la utilización de cremas hidratantes para mantener cuidada y saludable la parte de piel tratada.

Publicado el

Radiofrecuencia estética: ¿Cómo funciona?

"Radiofrecuencia

La radiofrecuencia estética (RF) es una técnica innovadora que es utilizada en medicina estética para favorecer el rejuvenecimiento cutáneo no ablativo, lo que significa efectuar tratamientos sin recurrir a la cirugía para extirpar tejidos.

Funciona a través de la emisión de ondas de radio desde la dermis hasta la hipodermis, estimulando la síntesis de nuevo colágeno, la proteína más abundante e importante del cuerpo humano ya que desarrolla un rol fundamental de soporte y en la estructura de los tejidos conectivos y de órganos como el cutis, los tendones y los huesos.

Con el avance del tiempo la piel, a causa de factores como la edad o la prolongada exposición al sol, sufre variaciones que provocan la pérdida de tonicidad y elasticidad a causa del debilitamiento de las uniones moleculares entre fibras y colágeno, dejando imperfecciones como las arrugas o las rugosidades que a menudo con la normal terapia láser no se consiguen curar.

 

El tratamiento mediante RF permite la estimulación y la síntesis del colágeno en pequeñas cantidades, volviendo- en algunos casos – innecesario el recurso de la cirugía estética.

"Radiofrecuencia:

Con pocas sesiones específicas se puede remodelar hasta el 25% de los inestetismos sin dañar la epidermis, regenerando un aumento de tonicidad cutánea que puede volver la piel más lisa y luminosa, corrigiendo aquellas imperfecciones que a menudo la cosmética no puede atenuar.

 

La tecnología de la RF se puede considerar una suerte de lifting no quirúrgico para restaurar el colágeno. La energía que es producida con la RF es capaz de desarrollar un calor determinado y controlado a nivel de la dermis superficial y profundo. La energía térmica que se desarrolla sigue una escala térmica inversa, y es mayor cuando se desciende en profundidad por lo cual se pasa de los 35º de la epidermis a los 55º – 60º de la dermis y a los 40º de la epidermis. En la dermis, a estas temperaturas el colágeno se desnaturaliza con la consecuente contracción inmediata de las fibras y con efecto progresivo con síntesis de nuevo colágeno.

Publicado el

Radiofrecuencia – Guía

"Radiofrecuencia

La radiofrecuencia estética aprovecha las ondas electromagnéticas transmitidas utilizando un cabezal. La calidad de las ondas se evalua en base a la frecuencia, a la longitud de onda y a la potencia, parámetros que unidos determinan entre ellos el valor de un producto con respecto a otro.

"Radiofrecuencia

 

 

El valor más determinante es la frecuencia, un dato que describe el número de oscilaciones que pasan en un preciso punto en una unidad de tiempo. La frecuencia es medida en ciclos por segundo o Hertz; a 1 Herz corresponde una oscilación por segundo.

La longitud de onda está definida como la distancia que separa una onda de otra, describiendo una estructura repetitiva (periódica) ya sea en el espacio que en el tiempo. Considerando la periodicidad espacial de una onda, se puede introducir la distancia que recorre entre dos de sus máximos (o mínimos) consecutivos, que es denominada justamente longitud de onda, a menudo indicada con la letra griega λ (lambda) y medida, por ejemplo, en metros.

 

 

Entre frecuencia y longitud de onda se instaura una relación que determina la velocidad con la cual las ondas electromagnéticas se propagan en el producto.

Cuando más alta es la frecuencia, más baja será la longitud de onda y viceversa.

La potencia de onda electromagnética es directamente proporcional a la frecuencia, cuanto más alta es la frecuencia mayor será la potencia.