Plataformas con movimiento triplanar o multidireccional

Porque no pueden considerarse de alta calidad

Hemos asistido en los últimos años al florecimiento de plataformas vibratorias de bajo precio (y baja calidad) que comúnmente definimos “multidireccionales” o “triplanares” que trataremos de analizar en este artículo, buscando de hacerlo con términos simples; iniciando por describir algunos aspectos que conocemos sobre el funcionamiento del entrenamiento vibratorio lineal.


En tanto, es nuestra intención hacer reflexionar sobre el concepto de vibración controlada, una plataforma vibratoria lineal profesional, por ejemplo, o bien vibraciones incontroladas (un viaje en coche por una calle adoquinada) Sobre la plataforma se adoptan posiciones que aprovechan las vibraciones, en coche, por una calle adoquinada, somos agitados de manera imprudente.

 

Gravedad:

Es la principal fuerza contra la cual debemos trabajar durante un entrenamiento vibratorio. Esta fuerza es constante y nos empuja hacia abajo siempre y constantemente a 9,8 ms2.

Esta fuerza es perfectamente lineal y vertical y nosotros QUEREMOS trabajar directamente contra la gravedad para obtener el máximo de cada entrenamiento.

Nuestro peso:

También nuestro peso es constante y naturalmente LINEAL y en linea con la fuerza de gravedad que nos empuja hacia abajo siempre VERTICALMENTE. De hecho no pesamos absolutamente nada de lado.

 

Disposición portante del músculo

Las fibras de todos los grupos musculares de nuestro cuerpo, comprendidos aquellos destinados a soportar el peso, están dispuestos en un modo lineal, de manera que exista tensión de un extremo al otro una vez contraído el músculo. Si las fibras fuesen dispuestas horizontalmente o en cualquier otro modo el sistema no funcionaría.

 

Una de nuestras sugerencias: plataforma vibratoria basculante Globus Physio Wave 700

 

  • Nota: El músculo es más potente cuando empuja o tira en línea recta y la mayor parte de los músculos “gruesos” se encuentran en un esquema lineal sobre nuestro cuerpo.

 

Tendones portantes

Estos fuertes cables permiten que la fuerza de los músculos sea transferida al hueso opuesto y por lo tanto a generar una fuerza de leva. Esta fuerza es lineal, no lateral o de cualquier otro sentido.

 

Nuestra postura

Una postura correcta obedece a estas características del sistema musculo-tendinoso y resulta óptima acoplada con el esqueleto no sólo durante posiciones de fuerza sino también en postura de reposo.

Así, para explicar en términos visibles a quien no ha estudiado biología, pensemos en cómo ha sido proyectada una grúa. Una grúa es una versión simplificada de aquello que hemos dicho más arriba.

 

  • Motor=potencia lineal
  • Cables=tensionamiento lineal
  • Polea=acanalada para que los cables funcionen
  • Apoyo o bisagra=control de la estructura lineal

 

Cualquier problema en una de estas partes (más allá de un defecto o una fatiga de materiales) hará que la grúa ceda.

 

¿Cómo traducir todo esto en un entrenamiento vibratorio?

Aquí es donde la gente se confunde y desmerece las fuerzas en juego sobre una plataforma “verdadera” de entrenamiento vibratorio:

“ENTRENATE MOVIÉNDOTE A 6 VECES, TU PESO CORPORAL”

Esto es lo que a menudo encontramos escrito en las publicidad de las plataformas de calidad media. Pero generalmente ni siquiera los entrenadores o vendedores de estos aparatos comprenden bien el significado de estas palabras. Pesar 6 veces el propio peso no es algo tan normal y no es para quedarnos demasiado tranquilos…

¡Sólo con la correcta postura podemos resistir a tal esfuerzo!


  • Nota: cualquier desviación de la fórmula perfecta es “imperfecta”=”equivocada”