Ejercicios para relajar los hombros

Con estos 10 ejercicios podrás relajar los hombros

 

Ejercicios hombros: repetir cada movimiento entre 4 y 8 veces. Al final del ejercicio volver a la posición inicial para relajar los músculos.  
Levanta el hombro derecho hacia la oreja, sin usar los músculos del brazo que deben permanecer pasivos y relajados. Relaja el cuello, el torax y la espalda, y respira normalmente. Vuelve entonces, a la posición inicial. ""
Inclina lentamente la cabeza hacia la derecha y levanta un poco el hombro correspondiente acercándolo a la oreja. Espira cada vez que haces este movimiento. ""
Levanta el hombro derecho. ¿Lo encuentras más fácil de levantar? ¿Lo sientes más relajado? ""
Muy lentamente, baja un poco el hombro derecho. Los movimientos deben ser realmente pequeños, lentos y agradables sin forzar las extremidades. Mantener el brazo derecho la más relajado posible. Ahora reposa por unos instantes. Si has hecho bien el ejercicio, deberías sentir el hombro derecho más relajado respecto al izquierdo.  ""
Muy lentamente, lleva un poco hacia atrás el hombro. Vuelve a la posición inicial y relájate.  ""
Lleva, lentamente, hacia adelante el hombro derecho. No usar nunca la fuerza, la flexibilidad aumenta de a poco con el ejercicio contínuo. ""
Lleva el hombro derecho apenas hacia adelante y, paralelamente,  rota hacia la derecha, sin inclinar el hombro. Relaja el cuello y el hombro.   ""
Vuelve a llevar el hombro apenas hacia adelante. Ahora, seguro que es más fácil. La cabeza y el cuello tienden a rotar spontáneamente hacia la derecha. 
Sin hacer esfuerzo, describe un pequeño círculo con el hombro derecho. Levanta apenas el hombro, hazlo rotar hacia atrás, hacia abajo y luego hacia arriba. Repósate seguido durante este ejercicio y haz que las rotaciones sean fáciles y relajadas, sin esforzar el músculo.  ""
 Invertir la dirección de la rotación. Levanta despacio el hombro derecho y hazlo rotar dulcemente hacia abajo, hacia atrás y luego hacia arriba. Observa si cuando rotas el hombro, la cabeza, el cuello, el torax, la espalda y la pelvis tienden a seguir el movimiento. "" 
En este momento deberías sentir pequeñas diferencias entre el hombro izquierdo y el derecho incluso a nivel del rostro, del cuello y del torax. Levántate, haz unos pasos y luego repite la misma serie de ejercicios con el hombro izquierdo.