Publicado el

Sequedad vaginal

La lubricación vaginal se considera la primera fase de la respuesta sexual femenina y también la excitación (equivalente a la erección masculina), acompañada de la segregación de un líquido transparente característico, llamado flujo vaginal,  para facilitar la penetración de manera sencilla y sin dolor.

Cuando la lubricación no es suficiente o es inexistente, la penetración del pene puede ser incómoda  o incluso dolorosa.

Las causas que provocan una escasa lubricación pueden ser de variado tipo: falta de motivación para el acto sexual (motivos psicológicos) o por algún limitación física. Una de las causas orgánicas es la falta de estrógenos, este fenómeno es típico en las mujeres menopáusicas, o cercanas a la menopausia. Algunos anticonceptivos suelen provocar sequedad vaginal así como algunos medicamentos que provocan desequilibrios corporales.

Otras circunstancias, durantes las cuales suele disminuir la lubricación vaginal, suelen ser: el período post-parto, el período de lactancia, la diabetes, una intervención quirúrgica o una infección vaginal.

Según una investigación reciente, el 30% de las mujeres entre los 20 y los 40 años sufre de sequedad vaginal, mientras que entre los 41 y los 50 años, el 40% dice de sufrir dicho problema. Es importante conocer los factores que están en la base del problema de manera de poder combatirlo y superar así la dificultad.

Una gran cantidad de mujeres se sienten culpables y muchas piensan que dicha falta de secreción se deba a la falta de deseo sexual. Es muy importante hablar del tema con la pareja y con el propio médico.

La natural secreción de la vagina permite una vida sexual y de pareja serena, además de que es indispensable para prevenir infecciones debido a bacterias y hongos. Es importante que el problema no sea considerado un tabú y de manera de evitar que aumente y se transforme en un trauma o una inhibición a las relaciones sexuales.

 

Para poder enfrentarlo, es importante conocer el propio cuerpo y relacionarse con el mismo de forma natural, así como tratar el organo genital femenino como cualquier otro órgano que necesita su atención y tratamientos adecuados.

Una empresa italiana ha pensado en el producto que sirve para combatir la sequedad vaginal LadyLaser