Radiofrecuencia – Guía

"Radiofrecuencia

La radiofrecuencia estética aprovecha las ondas electromagnéticas transmitidas utilizando un cabezal. La calidad de las ondas se evalua en base a la frecuencia, a la longitud de onda y a la potencia, parámetros que unidos determinan entre ellos el valor de un producto con respecto a otro.

"Radiofrecuencia

 

 

El valor más determinante es la frecuencia, un dato que describe el número de oscilaciones que pasan en un preciso punto en una unidad de tiempo. La frecuencia es medida en ciclos por segundo o Hertz; a 1 Herz corresponde una oscilación por segundo.

La longitud de onda está definida como la distancia que separa una onda de otra, describiendo una estructura repetitiva (periódica) ya sea en el espacio que en el tiempo. Considerando la periodicidad espacial de una onda, se puede introducir la distancia que recorre entre dos de sus máximos (o mínimos) consecutivos, que es denominada justamente longitud de onda, a menudo indicada con la letra griega λ (lambda) y medida, por ejemplo, en metros.

 

 

Entre frecuencia y longitud de onda se instaura una relación que determina la velocidad con la cual las ondas electromagnéticas se propagan en el producto.

Cuando más alta es la frecuencia, más baja será la longitud de onda y viceversa.

La potencia de onda electromagnética es directamente proporcional a la frecuencia, cuanto más alta es la frecuencia mayor será la potencia.