Publicado el

Magnetoterapia para tratar la fractura de hueso

"Magnetoterapia

La magnetoterapia como tratamiento de las fracturas de hueso actualmente, es considerada un complemento de importante y comprobada ayuda y se aconseja por diversas razones:

– El uso de la magnetoterapia carece prácticamente de contraindicaciones en el caso de fracturas de hueso.

– Es una de las pocas técnicas de electroterapia capaces de alcanzar una profundidad suficiente como para resultar eficaz.

– Los aparatos de magnetoterapia, tanto los de alta frecuencia como los de baja frecuencia, resultan económicos y fáciles de utilizar, la potencia y la ligereza los hacen portátiles, muy aptos para el uso doméstico o para la terapia a domicilio.

– En muchos casos de fracturas de huesos, tras 15 o 20 sesiones se aprecian los resultados objetivos, a través de la densitometría ósea; en aún menor tiempo, se pueden notar mejoras subjetivas a nivel de la inflamación y del dolor percibido.

La magnetoterapia se basa en el uso de campos magnéticos a alta y baja frecuencia con objetivos terapéuticos. Forma parte del conjunto de terapias físicas usadas en fisioterapia en el tratamiento heterogéneo de los diversos procesos de rehabilitación: dolores, fracturas óseas, artritis y otros.

 

El efecto de la magnetoterapia se debe a la movilización a nivel iónico y molecular que favorece la aceleración de los procesos químicos del organismo; aunque esta definición resulta simple, en realidad los efectos son múltiples y se producen en diferentes niveles, desde el nivel celular hasta el orgánico.

Los campos magnéticos penetran en el cuerpo, alcanzando los huesos, el efecto piezoeléctrico y la generación de microcorrientes a este nivel son los responsables de la estimulación de los osteoblastos y por lo tanto de la regeneración del tejido óseo.

Por ello existen aparatos como la Magnetoterapia Globus Magnum XL Pro con programas específicos como: fracturas, osteoporosis, articulaciones, edemas, desgarros, tendinitis, lumbalgia y muchos más.