La cocina Caribeña

 ""

Como toda la cocina latinoamericana, también la caribeña refleja las influencias españolas y portuguesas enriquecidas por la gran cantidad de plantas aromáticas, especias y productos alimenticios locales: tomates, calabazas, pimientos, frijoles y una gran diversidad de frutas tropicales, sólo por citar algunos.

La cocina de las Antillas sabe unir con pericia el gusto dulce-salado con el picante, todo coloreado con tintas que evocan el calor del trópico y que la vuelven estimulante y sabrosa.

En ella abundan las frituras y las salsas muy especiadas con influencias africanas, indias y francesas (Guadalupe y Martinica) u holandesas.

¡Ultrasonidos y cavitación Globus LipoZero G150. Pincha aquí!

El almuerzo antillano empieza con un plato de verduras crudas servidas con croquetas de pescado, o con un puré de aguacate, o con fritura de frutos de mar, precedidas sólo de moderadas cantidades de ron bebido como aperitivo.

En los segundos abunda el pescado, grandes meros, caballas, langostas, frutos de mar, centollas, tortugas, atunes y algunas especies de tiburones y delfines comestibles.

Se cocinan con hierbas, jugo de limón, pimiento picante y en algunas preparaciones es usado el jengibre, el mango y la leche de coco.

Entre las carnes más usadas están las de cerdo, de pollo, carnero o ternera aderezadas con especias y verduras, aromatizadas con pimiento picante, comino, jengibre, curry o preparadas a la brasa con ron. Ya sea el pescado que la carne se acompañan de arroz o frijoles.

Las verduras o la fruta pueden constituir también una comida a parte.

 

Los contornos se constituyen generalmente de: calabaza, berenjena, boniato, fruto del árbol del pan y pepino dulce.

Los frutos son utilizados, a menudo, para la preparación de gelatinas, macedonias o frituras que se sirven hirviendo, rociadas de ron y espolvoreadas con vainilla.

 ""

Se encuentran mangos, nueces de coco, guayabas, papayas, pomelos y ananás.

Típicos son los frutos rojos de la acerola, llamados también cereza de Barbados o la chirimoya que parece una gran fresa verde.

Una constante de la preparación criolla es el pimiento picante que caracteriza todos las salsas policromas y sabrosas que se pueden degustar en los pequeños locales de Trinidad, Santo Domingo o en Martinica.

Aparato de Lipomasaje LPG Wellbox ¡PINCHE AQUÍ!

La variedad de frutos tropicales y el cuerpo de las bebidas sirven, como comidas, para atenuar los efectos del picante.

Desde un punto de vista nutricional la cocina caribeña es rica de pescado por lo tanto de ácidos grasos polisaturados, son pocos en cambio aquellos saturados, gracias a la ausencia de quesos y embutidos.

La fruta y la verdura, presentes en gran cantidad, vuelven la alimentación rica de sales minerales y vitaminas; la presencia de especias aporta muchos antioxidantes.

Las especias tienen otros benéficos dones además de su actividad antioxidante, de hecho:

  1.  
    1. Aumentan la producción de saliva y la secreción de amilasa, ácido neuramínico y de exosamina.

    2. Mantienen una buena higiene oral protegiendo los dientes de la adherencia de comida y bacterias, esto implica una menor incidencia de caries y de infecciones de la cavidad oral.

    3. Mejoran la digestión de almidones gracias a la secreción de saliva rica de amilasas.

    4. pueden inhibir la formación de trombosis, acelerando la trombólisis y por estas características son usadas en fármacos trombolíticos, antiespasmódicos y similares (la curcuma por ejemplo tiene una propiedad particular como antitrombolítico).

    5. Protegen de las infecciones gástricas gracias al ácido neuramínico.