Decidirse por un modelo de cinta de correr

Además de hacer bien a la salud, la cinta de correr afina cualidades físicas como resistencia, velocidad y coordinación de los movimientos.
Mutar gradualmente los programas de entrenamiento solicita el cuerpo, para adecuarse a nuevos estímulos. Con la estación cálida sentirá el deseo de experimentar los progresos sobre la calle, por lo tanto aprovechará para pasear a ritmo intenso y correr observando un bonito panorama o inmerso en la naturaleza
En línea teórica, la cinta de correr más apta a todas las exigencias debe al menos tener:
· Motor robusto.
· Superficie de carrera resistente y amortizada.
· Display para las indicaciones de tiempo, velocidad, distancia recorrida y consumo calórico.
· Llave de seguridad de interrupción para bloquear la cinta de correr en caso de caída.

 

Otras peculiaridades no estrechamente necesarias pero aconsejables son:
· Programas pre-programados.
· Superficie de caminata / carrera inclinable manualmente o electrónicamente para variar la pendiente de entrenamiento.
Es en cambio indispensable:
· Medidor de frecuencia cardíaca (hand pulse) o faja pectoral (si no están integrados en la cinta de correr es necesario adquirirlos separadamente).
El top de la gama de las cintas de correr posee TV, lectores de CD y radio sobre la consola digital y cuenta con un número mayor de funciones electrónicas. Pero esto depende de cuanto estemos dispuestos a pagar por una cinta de correr de última moda, dado que estamos ya en la serie profesional.
Se sorprenderá al conocer los precios de las cintas de correr: van de algún centenar de euros hasta  algunos miles para modelos de lujo.
Recuerde luego que es mejor hacer caer su elección sobre marcas de casas productoras especializadas en construcción y ensamble de cintas de correr, también porque será más fácil recibir asistencia, aún a domicilio, y encontrar partes de recambio sin perder la cabeza.

Este artículo puede interesarle:
Dimensiones y peso de la cinta de correr