Consejos para obtener una piel saludable

Desde un punto de vista alimenticio se pueden utilizar algunos consejos:

Para tener una piel sana y relajada se deben evitar:

  • El café
  • El chocolate
  • Las bebidas alcohólicas
  • Las grasas de origen animal
  • Las frituras

Se deben priorizar, en cambio, los siguientes alimentos:

  • Pan y fideos integrales
  • Leche y queso descremados
  • Carnes blancas
  • Pescado
  • Aceite de oliva
  • Verduras, hortalizas, legumbres, patatas
  • Frutas frescas
  • Alimentos ricos en vitaminas A, C y E. La vitamina A estimula la renovación celular, la vitamina C es un óptimo antioxidante y la vitamina E, además de ser antioxidante, combate el sarpullido
  • Soja en semillas germinadas (verdaderas reservas de enzimas y factores de protección celular)


¡PARA CONOCER EL ELECTROESTIMULADOR GLOBUS PREMIUM 200. ¡PINCHA AQUÍ!


Es importante, además:

  • Beber mucho;
  • Dormir al menos 8 horas;
  • Hacer actividad física;
  • Tratar de estar muchas horas al aire libre;
  • Evacuar regularmente el intestino;
  • Cambiar a menudo el aire en las habitaciones cerradas y humedecer bien el ambiente;
  • Evitar  fluctuaciones de peso;
  • No fumar;
  • Evitar la exposición excesiva a los rayos ultravioletas (sol o lámpara solar);
  • Practicarse un masaje facial por medio de un palmoteo ascendente del cutis o de suaves golpecitos con la yema de los dedos procediendo desde la parte central del rostro hacia los lados;
  • Mantener la piel limpia por medio de tratamientos diarios.

Cómo lavar el rostro:

Es necesario cuidar la piel diariamente y con perseverancia por medio de una limpieza atenta y concienzuda.
He aquí cómo lavar correctamente el rostro:

  1. Remover el maquillaje insistiendo alrededor de los ojos con una esponja o algodoncitos;
  2. Usar exclusivamente agua tibia: el agua muy caliente, de hecho, puede secar la piel;
  3. No utilizar jabón con PH  demasiado bajo, ya que remueve el aceite natural de la piel secándola, preferibles aquellos con PH neutros más cercanos a los valores de nuestra piel;
  4. Lavar el rostro usando los dedos, enjuagarlo meticulosamente y secarlo con cuidado, evitando fricciones con movimientos bruscos.