Publicado el

Cintas de correr

más consejos antes de comprar

Encontrar la mejor cinta de correr según tu presupuesto puede ser un largo trabajo. Es importante saber qué estás buscando para comprar la mejor cinta de correr según el presupuesto que piensas destinar a la compra y sobre todo a partir de tus necesidades.
Estudios demuestran que mucha gente saca gran provecho de la compra de una cinta, a veces más beneficios que de otros equipos de fitness ya que caminar o correr son ejercicios naturales y nos cuesta menos practicarlos con continuidad. Si no estás muy motivado por el ejercicio deportivo y la salud, es probable que la cinta de correr la uses por más tiempo que otros equipos que requieren más esfuerzo y te cansan más.

  • El precio: cuando compras una cinta de correr, como con otras máquinas de fitness, obtienes lo pagas. Para algunos es una compra importante, una inversión, para otros no debe incidir fuertemente en el presupuesto familiar. Entonces es un buen consejo comprar lo mejor dentro de cada gama de precios que, normalmente van de 300 – 800 euros, de 800 a 1500 euros, de 1500-2500 y de más de 2500 euros. Los últimos, en muchos, casos son modelos semi profesionales con robustez y resistencia para un uso más intensivo en el hogar. Mientras que las primeras condicionan la práctica a no más de una hora por día y no permiten que toda la familia la pueda usar el mismo día de manera continua. Compara los dintintos modelos y sus prestaciones en la tabla comparativa de las cintas
  • Estabilidad y suavidad en el carrera: cuando compres una cinta de correr, pruébala con tus zapatillas deportivas y ropa de fitness. Una carrera temblorosa y/o irregular no es aceptable. El manillar debe sentirse sólido, resistente para resistir tu peso y permitir una buena posición con la que te sujetes fácilmente y que no bloquee el movimiento de tus brazos. El cinturón de la llave de seguridad debe ser lo suficientemente largo para un paso cómodo en la carrera.
  • Características del ejercicio: el aburrimiento mata a las cintas de correr. Elige un modelo que tenga la mayor variedad de programas preconfigurados y programables para modificar el paso y la inclinación. La inclinación y velocidad deberían ser fácilmente ajustables desde la consola. El monitor de pulsos es útil. Algunos modelos se conectan a video reproductores, lectores de CD o internet para nuevos ejercicios. Esta modalidad no está muy difundida en España ya que no ha parece haber gustado mucho. Estas prestaciones se encuentran en productos como las cintas de correr Proform con I-Fit y normalmente no están traducidos al español. Algunas cintas de correr vienen con equipo de sonido. El sistema Music Dock incorpora dos altavoces en el panel para hacer más ameno y entretenido el entrenamiento en casa como la Cinta de correr DKN Run Tech 3E, te permite llevar a cabo los distintos ejercicios sin perderte tu programa favorito o aburrirte.
  • Ruido y espacio: la cinta de andar debe trabajar en el espacio que tú tienes a disposición. ¿Cuán ruidosa es? Si piensas mirar televisión o escuchar música, es buenos que lo puedas hacer desde la cinta de correr misma. Un modelo que puede parecer pequeño en las imágenes puede resultar un elefante en tu habitación. Comprueba las medidas de la cinta plegada y si es difícil desplazarla dentro del ambien.
  • Cinta de correr manual vs. cinta de correr motorizadao: mucha gente tiende a comprar una cinta de correr manual en vez de que motorizada por el bajo coste. Pero las cintas manuales tienen muchas desventajas frentes a las motorizadas. Frecuentemente, es complicado mantener el movimiento sin usar una inclinación extrema y una vez que estás en movimiento no puedes cambiar la inclinación. Además un precio demasiado bajo muchas veces se traduce en una estructura menos sólida.
  • Cintas plegables vs no plegables: en los últimos años ha habido una superación importante en lo que respecta a aparatos de fitness y esto ha contribuído también a que sea posible equiparar una cinta plegable a una no plegable en cuanto a costes. En estos momentos pocas son las cintas que no se pueden plegar. Y algunos modelos, no necesariamente de los más costos se pliegan de manera tal que ocupan poco espacio en casa como la como la cinta de correr DKN T210 y gran parte de los modelos que se producen actualmente.