Publicado el

Cefar

Cefar es una compañía innovadora y leader en el campo de la electroestimulación. La empresa se estableció en Suecia en el año 1975 y está presente en gran parte del mundo.

El desarrollo de los electroestimuladores se lleva a cabo en Suecia con la cooperación de especialistas externos. Las áreas de aplicación para estimulación eléctrica del nervio y el músculo se desarrollan a través de investigaciones clínicas.

El objetivo es hacer de la electroterapía una elección natural para el cuidado de la salud.

Nos ofrece productos con una óptima relación calidad/precio para la familia y los deportistas como el Myo XT. Para deportistas profesionales el Myo 4.

Además productos médicos sumamente especializados como el Acus 4, para tratamientos de electroacupuntura, y el Physio 4.

Cefar Asistencia Tel.: 934 803 202
"Logo
Publicado el

Altibajos de los carbohidratos

¿Cómo afectan los alimentos a

los niveles de azúcar en la sangre?

"Altibajos

El viejo mito de que al comer algo dulce se produce una considerable subida y después una bajada de los niveles de azúcar en la sangre ha quedado desmentido gracias a los descubrimientos científicos sobre los efectos fisiológicos de los alimentos en los niveles sanguíneos de azúcar. Se han ideado nuevas formas de medir la reacción del azúcar presente en la sangre frente a diversos alimentos; esto tiene consecuencias en materia de prevención y control de trastornos como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiacas, y ha revolucionado las dietas en el mundo del deporte, ya que permite saber qué alimentos se deben consumir unas horas antes de hacer ejercicio.

El índice glucémico (IG)

El índice glucémico (IG) sirve para evaluar, medir los efectos de los alimentos en los niveles sanguíneos de azúcar. Cuando se ingieren alimentos ricos en carbohidratos se produce un aumento, y una posterior disminución, del nivel de azúcar en la sangre (glucemia), lo que se conoce como la respuesta glucémica. Después se clasifica la respuesta glucémica del organismo frente a la ingestión de diversos alimentos que contienen carbohidratos así puede ser comparada con la respuesta producida con respecto al efecto que produce un alimento estándar, como el pan blanco o la glucosa. La medida que resulta de esta comparación se denomina "índice glucémico".

La puntuación en una escala de 1 a 100 indica el aumento de los niveles de azúcar en la sangre después de ingerir una ración de alimento que contenga 50 gr de carbohidratos. Una ración de 50 gr de glucosa pura es el estándar que se utiliza actualmente como base para establecer las comparaciones. Los alimentos que se descomponen rápidamente durante la digestión como, por ejemplo, el arroz, presentan los índices glucémicos más elevados. Provocan una subida de los niveles de azúcar mayor y más rápida que los alimentos con un IG bajo. Estos últimos, entre los que se encuentran las alubias, se descomponen más lentamente, desprendiendo glucosa de forma gradual al flujo sanguíneo.

Son numerosos los factores que influyen en el grado y la duración de la respuesta glucémica. La reacción depende, por ejemplo, del tipo de azúcar presente en los alimentos (si es sacarosa, azúcar común, lactosa, fructosa, glucosa u otro azúcar) y de la naturaleza y la forma del almidón (algunos son más digestivos que otros). Otros aspectos que determinan la respuesta son la forma de cocinar, los métodos de procesado empleados y la cantidad de otros nutrientes, como grasas y proteínas que contiene el alimento. Además, no todas las personas tienen el mismo metabolismo; la hora del día en que se ingieren los carbohidratos también puede hacer variar la respuesta glucémica.

Sorpresas en torno al IG

El descubrimiento del índice glucémico trajo consigo una serie de sorpresas. Originalmente, se creía que los alimentos con carbohidratos complejos, como el pan, el arroz y las patatas, se digerían lentamente, produciendo un aumento gradual de los niveles sanguíneos de azúcar. Sin embargo, ahora se sabe que muchos alimentos ricos en almidón se digieren y absorben muy rápidamente. Se trata de alimentos con un elevado IG. Por el contrario, cantidades moderadas de muchos alimentos dulces (ricos en sacarosa), como los productos de confitería, no producen grandes aumentos del nivel de azúcar en la sangre, como siempre se había creído. De hecho, los alimentos que contienen sacarosa provocan una respuesta glucémica de moderada a reducida, menor que la que producen alimentos como el arroz.

 

Implicaciones para la salud

El hallazgo de la respuesta glucémica puede tener implicaciones con respecto a varios trastornos como la diabetes, el exceso de peso y la obesidad, y las enfermedades cardiacas, ya que los resultados de algunos estudios sugieren que los alimentos con bajo IG contribuyen a controlar la sensación de hambre, el apetito y los niveles de azúcar en la sangre.

Una de las implicaciones más importantes del factor IG está relacionada con la diabetes. Un mayor consumo de alimentos con un IG bajo en vez de alto, conlleva una digestión más lenta de los almidones y azúcares, y una absorción más progresiva del azúcar en el flujo sanguíneo. Se sabe que esto ayuda a regular los niveles sanguíneos de azúcar, aunque aún no se dispone de estudios a largo plazo sobre los beneficios generales para la salud. En otros tiempos, se prohibía a los diabéticos el consumo de azúcar porque se pensaba que éste aumentaba la glucemia muy rápidamente. Actualmente, se recomienda un consumo moderado ya que el azúcar contenido en una comida tiene un impacto mínimo en los niveles sanguíneos de azúcar o en la concentración de insulina.

Generalmente, es aconsejable que las personas con diabetes no insulinodependiente pierdan peso, y los alimentos con bajo IG pueden resultar útiles ya que proporcionan una sensación de saciedad. Una dieta compuesta principalmente de alimentos ricos en carbohidratos y con bajo IG suele, además, contener pocas grasas, lo que facilita el control del peso.

Al parecer, una alimentación basada fundamentalmente en alimentos con bajo IG también puede reducir el riesgo de padecer otras afecciones como enfermedades cardiacas e hipertensión, aunque los resultados al respecto no son concluyentes. La insulina, una hormona necesaria para metabolizar los hidratos de carbono, tiene un efecto considerable en la incidencia de muchas enfermedades. Se cree que los niveles elevados de insulina son uno de los muchos factores que causan el desarrollo de las enfermedades cardiacas y la hipertensión. Una dieta rica en alimentos con un IG reducido contribuiría a hacer disminuir los niveles altos de insulina.

El factor IG también desempeña un papel relevante en cuanto al rendimiento óptimo en el deporte. Para los atletas, el consumo de alimentos con IG alto y moderadamente alto inmediatamente después del ejercicio físico contribuye a reponer las reservas energéticas con más rapidez que los alimentos con bajo IG. Un estudio al respecto sugiere que los alimentos con un IG reducido pueden prolongar la resistencia física, sin embargo, estos resultados no han sido corroborados por otras investigaciones.

Para cuidar la forma y mantener la salud: Bicicleta Estática Diadora Venus Pro ¡PINCHA AQUÍ!

La dieta como un todo

Los hallazgos derivados de estudios sobre el IG indican que una dieta baja en grasas compuesta principalmente por alimentos ricos en carbohidratos, y especialmente por alimentos con un IG medio o bajo, puede resultar beneficiosa para la salud. Sin embargo, el factor IG no debe utilizarse de forma aislada. Otras consideraciones que deben tenerse en cuenta al elegir una dieta saludable son la cantidad total de carbohidratos, la cantidad y el tipo de grasas, la cantidad y calidad de las proteínas, las fibras alimenticias presentes y los contenidos de vitaminas, sales y minerales de un alimento.

El índice glucémico de algunos alimentos comunes tomando como referencia la glucosa.

Alimentos con bajo IG (IG menor de 55)
Fideos y pasta
Lentejas
Manzana / zumo de manzana
Pera
Naranja/zumo de naranja
Uvas
Yogur desnatado
Pan con frutas desecadas
Alubias
Chocolate

Alimentos con IG intermedio (IG 55-70)
Arroz Basmati
Plátano
Copos de avena
Refrescos
Maíz
Piña
Azúcar blanca

Alimentos con alto IG (G.I. > 70)
Pan (blanco o integral)
Patata asada
Copos de maíz
Patatas fritas
Miel
Puré de patatas
Arroz blanco (bajo en amilosa o arroz glutinoso)

Fuente: Foster-Powell, K., Holt, S.H.A., and Brand-Miller, J.C. 20021995. International tables of glycaemic index and glycemic load values. Amer. J. Clinical Nutrition, 7662 (supp):5-56 871-93.

Referencias Diabetes Care, 25:202-212, 2002 www.eufic.org

Publicado el

Compex

Compex es una empresa que desde el año 1999 pertenece a la sociedad americana Compex Technologies Incl, es una de las empresas de electroestimuladores más conocida en el desarrollo y producción de productos de electroterapía para el consumo, entrenamiento deportivo, clínica, medicina deportiva y salud.

Hemos verificado que la calidad de los productos Compex está a la altura de su fama, además del compromiso que la empresa ha asumido en fabricar productos de la línea profesional con mucho cuidado en cada uno de los detalles.

Produce productos a nivel profesional para la rehabilitación, el deporte y la línea como el Mi Sport y el Mi Fitness.

Ofrece una línea de alto nivel para quienes practican deporte y quieren cuidar la salud y el físico con el Sport Elite, el Energy Mi-Ready y el Performance Mi-Ready.

Pone a disposición de todos su tecnología en productos para el cuidado del cuerpo centralizados en necesidades diversas con los siguientes productos: Compex 3  y la Compex Winplate.

Compex Asistencia Técnica Tel.: 934 803 202
"Logo
Publicado el

¿Qué es la bicicleta estática?

"BicicletaBicicleta estática, bici estática, bike, cyclette… muchos nombres para llamar uno de los elementos más utilizados por el home fitness.
¿De dónde viene el éxito de la bicicleta estática en los últimos años?

Sobre todos del hecho que es un aparato de fitness fácil de usar, que ocupa poco espacio y realmente apto para todas las edades, para cualquier nivel de entrenamiento deportivo y para cada necesidad.

De hecho por ejemplo, se aconseja que la gente mayor practique 15-30 minutos de movimiento al día, esto trae beneficios en el sistema osteo-articulatorio y cardiovascular.

Pero también se aconseja a los deportitas el uso de la bicicleta estática para llevar a cabo ejericicos aeróbicos, aumentando así la propia resistencia y trabajando con los músculos inferiores.

La bicicleta estática, especialemente las reclinadas como la Kettler Paso 309 R, es apta para quien sufre dolor de espalda y problemas ortopédicos.

No obstante estas ventajas, alguna vez habrás oído decir que la bicicleta estática es aburrida…

¡Nada más equivocado!

Es importante utilizar el aparato con la motivación justa para obtener objetivos graduales, como poniéndola delante del televisor de casa o comprando uno de los últimos modelos dotados de lector de cd y con programas preconfigurados que permiten guiar el entrenamiento, ofreciendo los estímulos necesarios.

Algunas de las marcas más importantes de bicicletas estáticas del mercado son:

DKN
Tunturi
Kettler
Publicado el

Cintas de andar

Consejos para comprar tu cinta de andar

En el mercado, comienzan a aparecer numerosos tipos de cintas de andar disponibles, de varias marcas y de distintos precios y pesos. Resulta, así, muy difícil elegir la mejor cinta de andar para las propias exigencias.
Hay que considerar diferentes elementos antes de decidir cuál cinta elegir: le indicamos los más importantes, que para nosotros son fundamentales para optar  por un buen aparato.

 

 

  • El motor: la potencia (los caballos del motor) de una cinta de correr es uno de los elementos más importantes para la mayor o menor duración de la cinta de correr. Cuanto más alto es el número de caballos disponibles, más la cinta será resistente a los esfuerzos y más durará. Es necesario saber si los caballos indicados por el productor no son los máximos, es decir la potencia emitida por el motor, si no que son los que el motor puede garantizar constantemente, por toda la duración del ejercicio, y no sólo durante los picos de máxima intensidad.

 

¡Pincha para ver la cinta de correr superplegable y con una cómodq superficie de carrera Black Star ¡una de nuestras preferidas!

 

 

  • Dimensiones: el precio de la cinta de andar puede variar según la dimensión de la cinta, en especial la superficie en carrera. La elección de una cinta de andar, más o menos largo o más o menos ancha, depende esencialmente de la contextura del corredor. En el caso de una persona obesa o alta se aconsejan las cintas de mayor dimensión.

    "cinta

  • Programas: casi todas las cintas de correr tienen programas preconfigurados que simulan diversos tipos de recorrido y de ejercicios que permiten alcanzar distintos objetivos. Las cintas de caminar que disponen de programas de frecuencia cardíaca predefinida ayudan a realizar ejercicios manteniendo el latido constante, la misma cinta de caminar aumenta o disminuye el ritmo de la carreras según el latido del corazón del usuario en tiempo real. Estos ejercicios con el rítmo cardíaco predefinido son aconsejables para los que quieren bajar de peso o aumentar la resistencia aeróbica. Usar los programas o no es una decisión que depende del usuario, algunas personas se entrenan con ellos mientras que otras prefieren correr libremente planteándose los propios ritmos.
  • Absorción del impacto: la amortiguación de la superficie de carrera es un elemento importante para impedir dolores o problemas, en especial en los tobillos, rodillas y espalda. Las mejores cintas de andar, presentes en el mercado, vienen con una superficie de amortiguación llamada reflex que se puede reconocer en la forma de arco absolutamente única que se aprecia claramente cuando se corre. De hecho la base arqueada responde al paso del corredor plegándose para absober el impacto, para luego volver a la forma original arqueada y empujar al usuario hacia el paso sucesivo.
Publicado el

Mitos y realidad de la cafeina

"Café.jpg"

La cafeína es una sustancia natural (un alcaloide) presente en las hojas, semillas y frutos de más de 63 especies vegetales de todo el mundo. Desde hace tiempo, se consumen en todas partes productos que contienen cafeína, como el té, el café y algunos refrescos. Más recientemente, han aparecido en el mercado bebidas con mayor cantidad de cafeína (las "bebidas energéticas").

Uno de los efectos más conocidos de la cafeína es su capacidad de actuar como estimulante, retrasando temporalmente el cansancio; efecto que puede causar insomnio en individuos sensibles. También se ha demostrado que la cafeína tiene un ligero efecto diurético, estimulando la eliminación de líquidos. A pesar de que se han realizado numerosos estudios sobre su inocuidad, circulan todavía muchas ideas erróneas sobre esta sustancia tan común. Este artículo recoge los resultados de investigaciones científicas sobre la cafeína y la salud, y pretende aclarar ciertos aspectos controvertidos relativos a este componente.

MITO: La cafeína crea adicción
REALIDAD: Mucha gente dice ser "adicta" a la cafeína del mismo modo que se puede serlo a las compras, el trabajo o la televisión. Según las definiciones aceptadas y en opinión de la mayoría de las autoridades, la cafeína no crea adicción. Al cesar de forma brusca el consumo regular de cafeína, algunas personas pueden padecer dolores de cabeza, fatiga y somnolencia. Estos síntomas no suelen persistir más de un día y pueden prevenirse reduciendo el consumo de cafeína de forma gradual.

MITO: La cafeína aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas
REALIDAD: Numerosos estudios realizados a gran escala revelan que el consumo de cafeína no aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ni incrementa los niveles de colesterol, ni produce alteraciones del ritmo cardiaco. En individuos sensibles a la cafeína se observa un ligero aumento temporal de la tensión arterial. Sin embargo, este aumento es similar al provocado por actividades cotidianas, como subir escaleras. No obstante, es recomendable que las personas con la tensión alta consulten con su médico a este respecto.

MITO: La cafeína provoca cáncer
REALIDAD: Existen pruebas científicas de peso que demuestran que la cafeína no incrementa el riesgo de padecer cáncer. Dos estudios a gran escala llevados a cabo en Noruega y Hawai y el análisis de 13 estudios realizados con más de 20.000 sujetos revelan que no existe ninguna relación entre el consumo regular de café o té y el riesgo de contraer cáncer.

MITO: La cafeína es un factor de riesgo en lo relativo a la osteoporosis
REALIDAD: Algunas investigaciones sugieren que el consumo de cafeína puede incrementar la pérdida de calcio en la orina. Sin embargo, se ha comprobado que dichas pérdidas son mínimas y que el consumo de cafeína en dosis normales no afecta al nivel de calcio ni a la densidad ósea. Varios estudios más recientes confirman que el consumo de cafeína no es un factor de riesgo en lo que a la osteoporosis se refiere, especialmente en mujeres que consumen calcio en cantidades adecuadas.

MITO: Las mujeres embarazadas o que intentan quedarse embarazadas deben evitar la cafeína
REALIDAD: Los efectos de las bebidas con cafeína en los factores reproductivos han sido objeto de análisis en un gran número de estudios. Los datos indican que el consumo moderado de cafeína es inocuo tanto para la mujer embarazada como para el feto. Los resultados de estudios sobre el consumo de cafeína y el tiempo que transcurre hasta que una mujer se queda embarazada no aportan pruebas sólidas de que el consumo de bebidas con cafeína reduzca la probabilidad de concebir. En dos relevantes estudios realizados en EE.UU. no se halló correlación alguna entre el consumo de cafeína y el desarrollo del embarazo o posibles malformaciones del bebé. Además, otras investigaciones recientes demuestran que no existe relación entre la ingesta de esta sustancia y los abortos naturales o el crecimiento anormal del feto. No obstante, quedan sin aclarar los efectos de dosis elevadas de cafeína, por lo que se recomienda a las mujeres embarazadas moderación en su consumo (300 mg al día o 3-4 tazas de café instantáneo).

MITO: La cafeína tiene efectos negativos en la salud infantil

REALIDAD: En general, los niños tienen la misma capacidad de asimilar la cafeína que las personas adultas. Las investigaciones en niños muestran que el consumo moderado de alimentos o bebidas que contienen cafeína no desempeña un papel perceptible en la hiperactividad ni en los problemas de concentración. Sin embargo, en niños sensibles, el consumo elevado de cafeína puede producir efectos pasajeros como nerviosismo, irritabilidad o ansiedad.

MITO: La cafeína no tiene efectos positivos
REALIDAD: Se sabe que la cafeína despeja y aumenta la capacidad de atención. A menudo, se recomienda tomar una taza de café o té para combatir el sueño, especialmente a los conductores que realizan viajes largos, y mucha gente se toma su tacita después de comer antes de volver al trabajo. Algunos estudios han puesto de manifiesto que la cafeína también refuerza la memoria y las capacidades mentales.
Se han descubierto agentes antioxidantes en muchas bebidas con cafeína, en particular el té, y más recientemente en el café y el chocolate. Los antioxidantes tienen efectos beneficiosos en la salud, especialmente en lo relativo al corazón y la prevención del cáncer.
Algunos informes recientes indican que la cafeína puede resultar útil en el tratamiento de reacciones alérgicas debido a su capacidad de reducir la concentración de histaminas, que son las sustancias que hacen que el organismo responda ante el alérgeno. Desde hace tiempo, se sabe que la cafeína es beneficiosa para quienes padecen asma, aunque es preciso realizar estudios más detallados en este campo para obtener conclusiones definitivas.

Balance final

Tras décadas de investigación, la comunidad científica no ha probado que exista ninguna relación entre el consumo moderado de cafeína y los riesgos para la salud. Es decir, que podemos seguir consumiendo té, café y otras bebidas con cafeína siempre que lo hagamos con un poco de sentido común y moderación.

¿Qué se considera "un consumo moderado" de cafeína?

Un consumo moderado de cafeína en adultos son unos 300 mg al día. Para que pueda calcular lo que esto representa, aquí aparece el contenido de cafeína de los productos más comunes.

Café instantáneo 75 mg por taza de 190 ml
Café 85 mg por taza de 190 ml
50 mg por taza de 190 ml
Bebidas energéticas
(con cafeína o guaraná adicional)
28-87 mg por vaso de 250 ml
Bebidas con cola
(normal o light)
8- 53 mg por vaso de 250 ml
Algunos refrescos 24 mg por vaso de 250 ml
Chocolate 5,5 – 35,5 mg por barra de 50 g

Fuente: American Cancer Society Medical and Scientific Committee. Guidelines on diet, nutrition and cancer. Cancer J. for Clinicians, 41(6):334-8,1996, Lloyd T and Rollings N Dietary caffeine intake and bone status of postmenopausal women. Amer J Clin Nutr.,65:1826, 1997, Barone JJ and Roberts H. Caffeine consumption. Food and Chemical Toxicology, 34:119-129,1996 Institute of Food Technologists Expert panel on Seguridad alimentaria and Nutrition. Caffeine, a scientific status summary, 1987, Hinds, TS et al. The Effect of Caffeine on Pregnancy Outcome Variables. Nutr. Reviews, 54(7);203-207, July 1996. MAFF 1999. Caffeine in soft drinks. Seguridad alimentaria Information Bulletin Services, No 109, p.13.

Referencias: www.eufic.org

Publicado el

El azúcar en la dieta

La dieta ha de ser entendida de forma integrada entre salud y placer y protagonizada por el consumo de una gran variedad de alimentos.

Expertos en nutrición han llegado, recientemente, al acuerdo sobre la necesidad de educar y formar a la población para que tomen las decisiones adecuadas sobre su alimentación y nutrición, y que, desde la edad infantil, se evite la clasificación de "alimentos buenos y malos", y se ayude a entender la dieta "de forma integrada entre salud y placer, donde la variedad de los alimentos deben formar parte de ella".

Los especialistas, congregados en torno a una Jornada Científica sobre "el azúcar en la dieta: nutrición y prevención de enfermedades crónicas", organizada, recientemente, por la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada (SENBA), coincidieron, además, en que "esta sustancia debe estar siempre presente en una dieta sana".

Puntos importantes del encuentro:

  1. No clasificar a los alimentos entre buenos y malos "sino entre dietas adecuadas e inadecuadas", en función de la variedad de los alimentos que la componen y su aporte calórico global con relación a la actividad física que se desarrolla.
  2. Las recomendaciones nutricionales dirigidas a la población se han de basar en objetivos sobre las cualidades de los alimentos y sobre su frecuencia de consumo, en lugar de recomendar cifras concretas para cada nutriente, lo cual se convierte en algo difícil de aplicar en la vida cotidiana de las personas.
  3. "Hay que vigilar y actuar sobre la densidad calórica total de los alimentos, en lugar de hacerlo sólo de forma específica sobre el azúcar", que, en opinión de estos expertos, "puede estar presente en una dieta variada y equilibrada, y su consumo no deberá sustituir el de otros alimentos muy recomendables como son las frutas".
  4. Se debe proporcionar a la población conocimientos sobre la alimentación equilibrada, fomentar la actividad física diaria, reforzando los estilos de vida sanos en el contexto familiar, escolar y laboral.
  5. Consumos de hasta un 23 por ciento del total de las calorías en forma de sacarosa son aceptables y no tienen efectos en los niveles de triglicéridos.
  6. Respecto al azúcar, se muestran convencidos de que "sustituirla por edulcorantes artificiales intensos representa un ahorro calórico poco significativo respecto del total de calorías consumidas diariamente, al tiempo que puede generar una falsa tranquilidad que favorezca la adopción de comportamientos contraproducentes, como el excesivo consumo de productos ‘bajos en calorías’ y otros alimentos con un elevado aporte de grasas".

Fuente: azprensa.com

Publicado el

La fábrica de proteínas

Todas las células y tejidos del organismo contienen proteínas. Se encuentran en los músculos, los huesos, el pelo, las uñas y la piel, llegando a constituir el 20% del peso corporal total. Además, hay diferentes proteínas que funcionan como enzimas, hormonas, neurotransmisores, anticuerpos y proteínas especializadas como la hemoglobina, y otras que reparan continuamente los tejidos del organismo para mantenerlo sano.

Las proteínas se componen de aminoácidos, de los cuales existen veinte. De manera similar al alfabeto, como si se tratase de letras, los aminoácidos pueden combinarse de millones de formas diferentes para crear "palabras" y todo un "lenguaje" proteico. Dependiendo de la secuencia en la que se combinen, la proteína resultante llevará a cabo una función específica en el organismo. El organismo obtiene aminoácidos de los alimentos que contienen proteínas. Las enzimas digestivas descomponen las proteínas en sus partes constituyentes.

El organismo absorbe los aminoácidos y compone nuevas secuencias necesarias para su crecimiento y su mantenimiento, y para controlar los procesos corporales. Existen dos tipos de aminoácidos: esenciales y no esenciales. Los ocho aminoácidos esenciales no son producidos por el organismo en cantidad suficiente, y, por consiguiente, deben ingerirse a través de los alimentos. Los doce aminoácidos no esenciales pueden obtenerse a partir de otros aminoácidos presentes en la dieta. Los alimentos que contienen proteínas animales como la carne, la leche y los huevos contienen grandes cantidades de todos los aminoácidos esenciales. Las fuentes de proteína vegetal carecen de uno o más de los aminoácidos esenciales o presentan cantidades insuficientes, pero pueden combinarse en una dieta que proporcione las cantidades necesarias. La mayoría de las personas necesitan ingerir del 10% al 15% de su consumo calórico total en proteínas; esto viene a ser aproximadamente 0,75 gramos por kilogramo de peso corporal al día. De esta forma, un hombre de 70 kilos y una mujer de 55 kilos necesitan de 50 a 60 gramos y de 40 a 50 gramos al día, respectivamente.

Las proteínas requeridas pueden obtenerse fácilmente con dos o tres raciones de alimentos ricos en proteína animal o con cuatro raciones de alimentos con proteína vegetal variados, como cereales integrales, verduras, legumbres, frutos secos y semillas.

El organismo no puede almacenar los aminoácidos, y por tanto, está continuamente descomponiendo y rehaciendo proteínas. Para estimular esta "renovación de proteínas" o proceso de reciclaje, se requiere un aporte constante de proteínas a través de la alimentación.

A menudo se da un exceso de algunos aminoácidos y del total de proteínas. Entonces, el hígado los convierte en glucosa, que proporciona energía. Como los músculos están formados por proteínas, los atletas a veces consumen una mayor cantidad de proteínas para tener una mayor masa muscular y más fuerza. El consumo medio en este caso ronda los 1,4 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal al día. Pero el hecho de ingerir una mayor cantidad de proteínas no aumenta la fuerza ni la potencia. La única manera de conseguir fortalecer y desarrollar los músculos es a base de ejercitarlos. El organismo sólo utiliza las proteínas que necesita, y como muchos alimentos ricos en proteínas también presentan niveles elevados de grasas, una dieta rica en proteínas puede llevar a un aumento de peso y a la formación de capas de grasa. Para llevar una vida saludable es esencial alimentarse siguiendo una dieta equilibrada.

"Plataforma

Referencias

Bean, A. (2000) The complete guide to sports nutrition. How to eat for maximum performance. 3a edición. A. and C. Black Ltd, Londres. Department of Health (1991) Dietary reference values for food energy and nutrients for the United Kingdom. Report on Health and Social Subjects 41. HMSO, Londres. Williams, C. and Devlin, J. T., Editors (1992) Foods, nutrition and performance: an international scientific consensus. Chapman & Hall, Londres. World Health Organisation (1985) Energy and protein requirements. Informe de la reunión conjunta FAO/OMS UNU, Ginebra. WHO Technical Report Series, 724.

 

Referencia: http://www.eufic.org/sp/food/pag/food29/food292.htm