Estás en: // Home Page  /  Artículos de dieta  /  La grasa localizada
Vuelve atrás


 La grasa localizada

 

La grasa localizada es una condición muy común en las personas que tienen algunos kilos de más.
De hecho, un importante porcentaje de los que comienzan a practicar deporte lo hacen con el objetivo excluyente de eliminar la adiposidad localizada. No por nada se usa la llamada "prueba del traje de baño" que muestra esos pequeños defectos de sobrepeso limitados a partes bien localizadas del cuerpo.

Máquina para hacer abdominales de forma divertida. Elimina los michelines con la Fassi AB Coaster. Pincha aquí

Esencialmente el sobrepeso se evidencia en dos formas distintas:

· Generalizado: La grasa se distribuye de modo uniforme en todo el cuerpo, también en los músculos. El sujeto se ve fuerte y robusto porque la grasa hincha los músculos (que bajo un microscopio se verían llenos de gotas de grasa, exactamente como los mejores y más suaves jamones).

· Localizado: El organismo tiene regiones preferenciales de acumulación (abdomen en los hombres; en los costados del cuerpo, para las mujeres). Todas las calorías de más consumidas junto a los lípidos necesarias para satisfacer las propias necesidades corporales terminan ubicadas siempre en la misma zona del cuerpo.

La grasa generalizada es típica en los jóvenes o en las personas que hacen mucho deporte (sobre todo de alta intensidad). Es muy común encontrar a deportistas con sobrepeso que se creen delgados simplemente porque el exceso de grasa corporal está distribuido de manera más uniforme.
La grasa localizada está causada por una predisposición genética, por un nivel bajo de actividad física y por un alto porcentaje de masa grasosa; y es muy común en personas de más de treita años, especialmente en personas sedentarias.

 

En la teoría

Grasa en los hombres

Nuestro organismo puede almacenar grasas de diferentes maneras según las características individuales. Los factores más importantes que determinan la localización de las grasas son el sexo y cuán sedentario es el sujeto; también, claro está, la cantidad de grasa en exceso (la localización comienza unicamente a partir de la superación de determinados valores de sobrepeso).
En el caso de las mujeres, la figura resultante es la de "una pera", con las grasas localizadas en los muslos; en cambio, los hombres asumen la figura de "una manzana" con las grasas ubicadas en la panza. Por otra parte, este último caso se asocia a un mayor riesgo cardiovascular.

 

La grasa localizada se asocia por lo común a valores más altos de los triglicéridos, de la glicemia y de la presión arterial.
La edad juega un papel muy importante ya que las modificaciones hormonales (disminución de los estrógenos en las mujeres y de la testosterona en los hombres) y el aumento de la resistencia a la insulina favorecen la acumulación localizada de las grasas.
Si se es sedentario, las grasas se acumularán de forma más localizada; mientras que haciendo deporte regularmente tenderán a distribuirse de modo más uniforme.

 

Dieta Mediterránea: pincha aqui para conocer las pautas de una buena alimentación.


Tags: Grasa , Grasa localizada 
Relacionado
Altri articoli che ti possono interessare

¿Le ha gustado este artículo? ¡Compártalo!:

Comparte este Artículo en Facebook   Añadir a Google Bookmarks   Comparte este Artículo en Twitter

Categorías Relacionadas
Masajeadores reductores
Masajeadores reductores
Remos
Remos
Cavitacion
Cavitación