Estás en: // Home Page  /  Artículos de Belleza  /  Glúteos perfectos: el secreto de las bailarinas brasileñas
Vuelve atrás


 Glúteos perfectos: el secreto de las bailarinas brasileñas

 

 Glúteos ejercitados

Es verdad que si hablamos de glúteos no podemos dejar de pensar en las nalgas de las bailarinas de samba. Mientras estamos a la espera de la varita mágica, los instructores y entrenadores del mundo, tratamos de comprender cuáles son los errores que a menudo se cometen al entrenar la parte de los glúteos y cuáles son los ejercicios fundamentales para tonificarlos. Desería que levantasen la mano las señoritas que están leyendo este artículo y que no quieren tener los glúteos del tipo de las bailarinas de samba del carnaval de Río.

Comencemos pues por la anatomía del glúteo. El glúteo es el músculo que  recubre la parte lateral - posterior de la pelvis y que se inserta en el fémur. Está compuesto por tres músculos: el glúteo menor, medio y mayor . Especialmente en el nivel biomecánico, el glúteo, extensor y rotatorio del fémur, eleva la pelvis; aunque también los glúteos menor y medio junto a otros músculos son responsables de la flexión y la rotación interna. El músculo parece ser el principal responsable de los siguientes movimientos: levantarse de una silla, caminar en subida y subir las escaleras.

El primer secreto para un entrenamiento perfecto: ¡el glúteo es uno de los músculos más fuertes de nuestro cuerpo! ¡Por consiguiente necesita estímulos bastante intensos!

 El Primer error que se comete cuando uno entrena los glúteos: ¡entrenarse con una serie infinita de flexiones impulsivas en todas las posturas imaginables!

Segundo error: evitar completamente ejercicios fundamentales del tipo Squat y estiramientos del Psoas-llíaco (tipo zancadillas), ya que logran unas piernas más corpulentas, como las de aquel físico-culturista que se está entrenando justamente ahora frente a vuestros ojos y que ¡tiene unos cuádriceps terribles!


Desmitifiquemos la cuestión: el físico-culturista está buscando la hipertrofia muscular y por lo tanto se entrenará con determinadas pesas y observará dietas especiales. Mirad pues vuestras piernas y medid la circunferencia ….. ¡ahora  tratad de imaginar la misma circunferencia pero con menos grasa! El resultado:  piernas más hermosas y menos voluminosas. ¡Naomi es el ejemplo viviente! La persona que se entrena con ejercicios no dirigidos no hace otra cosa que machacarse durante una serie tras otra creando ríos de ácido láctico, ¡un magnífico precursor de la celulitis en las zonas críticas!. Felicitaciones: habéis hecho todo lo posible para empeorar vuestros glúteos.

Tags: Glúteos